Milagros: Una cámara lo captó todo - Curiosidades

Una cámara lo captó todo

Autoridades y usuarios de redes sociales buscan al sujeto que apuñaló y mató a Milagros Monserrat, de 38 años de edad. Durante un aparente asalto cometido ayer por la mañana, justo el día de su cumpleaños, cuando se desplazaba sola por una calle de León, Guanajuato, México.

Su madre no la felicitó por su cumpleaños, pues confió en que la vería por la tarde… ‘Que me lo pongan enfrente para que yo misma lo mate’.

MILAGROS

Un video captado por una cámara de seguridad muestra el momento en el que Milagros Monserrat es agredida por un sujeto cuando caminaba por la calle Lago de Zumpango, en la colonia Granada. Para dirigirse a su trabajo como cajera en una tienda departamental.

En la grabación, de casi minuto y medio de duración. Se observa el instante en el que una asaltante amenaza a Milagros Monserrat con un cuchillo e intenta despojarla de una mochila que carga en su espalda.

“No tengo nada, te lo juro que no tengo nada, te juro que no tengo nada”. Son las últimas palabras que pronuncia Milagros Monserrat antes de ser apuñalada por un sujeto que viste camisa verde y pantalón azul de mezclilla.

El hombre habría dado al menos tres puñaladas a la mujer que, de inmediato, se observa cómo empieza a desangrarse. Mientras sigue gritando asustada y ve como su sangre mancha el asfalto; la víctima camina en círculos mientras se toca el cuello, desconcertada.

El hecho fue reportado al sistema de emergencias 911. Pero al arribo de paramédicos a la zona únicamente pudieron confirmar que la víctima ya no contaba con signos vitales, por lo que se dio parte del hecho a la Fiscalía General del Estado de Guanajuato.

“No la felicité hoy por la mañana porque me confié que la vería por la tarde”, lamentó Ernestina Meza, madre de Milagros. Quien por la tarde le compraría un pastel, le daría sus regalos y la haría reír.

milagros
Ver Más
De acuerdo con las palabras que la señora Ernestina dio al medio local Página Central, Milagros se caracterizaba por ser una persona respetuosa, que no se metía con nadie y que además estaba muy entregada a su trabajo. Recalcó que además no salía mucho, pero tenía buenas amistades y siempre avisaba cuando salía.

La mamá de Milagros Monserrat dijo que ella luego la acompañaba a su trabajo, pero su hija le decía que mejor se iba sola, pues a las seis de la mañana la calle estaba muy sola.

“Que me lo pongan enfrente (al homicida) para que yo misma lo mate, me la arrebató, era mi niña buena”, gritó la señora Meza quien, a decir del medio, luego se desmayó de la impresión.

Guadalupe Meza, la hermana mayor de ocho hermanos, recordó que comer lechuga y enchiladas eran sus platos favoritos: “Ahí está en el refrigerador toda la lechuga que compró antier que descansó”, comentó.

“Mili”, como era conocida en su trabajo y los alrededores de su casa, era una persona agradable a decir de sus vecinos y compañeros del Wal-Mart, en donde llevaba cuatro años laborando.

“Todos la veíamos que era trabajadora, no se metía con nadie, y le decía incluso que se dejara acompañar porque hay días en que los asaltos no dejan”, dijo una vecina identificada como Manuela Chávez.

Otro allegado, identificado como José, se dijo sorprendido por los hechos y subrayó que Milagros no era una persona que “anduviera mal”.

Optimized with PageSpeed Ninja