Tipos de orgasmo femeninos - Curiosidades

Tipos de orgasmo femeninos

Orgasmo Femenino

El orgasmo es el punto álgido de la excitación sexual y se produce cuando la tensión sexual alcanza el máximo. Se libera así toda la presión de tu cuerpo y de tus genitales. De hecho, cuando lo tienes, una placentera sensación de bienestar recorre tu cuerpo.

Tipos de orgasmo en mujeres

Cuando las mujeres tienen un orgasmo sienten varias contracciones con un intervalo inferior a un segundo, que van disminuyendo en frecuencia, intensidad y duración. Esta respuesta no solo está localizada en la pelvis, sino que es general en todo el organismo.

¿Cuáles son los síntomas del orgasmo femenino?

Aumento de la presión arterial, la respiración y la frecuencia cardíaca.

Contracción del útero y la plataforma orgásmica.

Sensación subjetiva de plenitud o explosión de placer.

Después del orgasmo, la mujer atraviesa una fase de recuperación del estado previo a la excitación. No obstante, si vuelve a ser estimulada antes de que se reduzca esa tensión sexual, puede presentar una serie de orgasmos sucesivos.

¿Quieres conocer cuáles son los tipos de orgasmos femeninos más habituales?

1. Vaginal

La causa del orgasmo vaginal responde a una estimulación exclusiva y deliberada de la vagina. Asimismo, cabe la posibilidad de que el roce del clítoris u otras partes del cuerpo durante el proceso colaboren en él. No obstante, para tener un orgasmo vaginal no ha de producirse una estimulación intencionada de otras partes del cuerpo.

2. Clitoriano

Es el centro del placer femenino y la forma más sencilla de experimentar un orgasmo, debido a que su acceso es muy sencillo. Para conseguirlo, se debe lamer, acariciar o presionar de una forma rítmica y cuidadosa, dada su sensibilidad, para que la estimulación no pase de placentera a molesta.

3. Anal

Aunque no es tan común, es tan satisfactorio como los anteriores. Para un orgasmo de este tipo es necesaria una gran estimulación previa, un preservativo y una gran cantidad de lubricante.

Al no ser una práctica habitual, en las relaciones genera mucha expectativa. Además, si se practica de una forma adecuada, sorprendentemente, se puede experimentar una sensación muy placentera.

4. Punto G

En el caso de las mujeres, lo encontrarás debajo del hueso púbico, a 4 o 5 centímetros de la entrada de la vagina. Al tacto es rugoso y se diferencia perfectamente de la pared vaginal. Para experimentar un orgasmo de este tipo, te recomendamos estar boca abajo para una penetración con movimientos circulares.

5. Punto A

Se encuentra al fondo de la vagina y la matriz, hacia la zona del ombligo. Si hay que destacar una ventaja de este punto, es que no se sensibiliza por encima de lo normal. Por tanto, su estimulación puede ser continua y seguir tras el orgasmo, lo que dará paso a diferentes orgasmos.

Para alcanzar el orgasmo con el punto A, se necesita una penetración profunda que ejerza presión y no varias penetraciones superficiales.

6. Pezones y senos

Todo tu cuerpo está conectado a través del sistema nervioso, y tanto los pezones como los senos no se pueden obviar en esta lista. Se puede jugar con ellos de forma sensual, lamerlos, y apretarlos.

Optimized with PageSpeed Ninja